Diferencias entre Surface Web, Deep Web y Dark Web.

13/02/2020

Diferencias entre Surface Web, Deep Web y Dark Web.

En varias ocasiones se habla de Internet como un iceberg cuya punta es la parte más pequeña y visitada, aquella a la que accedemos todos los días y que usamos para buscar información y realizar trámites, la Surface Web, ahí está todo el contenido conocido por los motores de búsqueda principales como Google, Bing o Yahoo. Es decir, contenido indexado por los motores de búsqueda ampliamente usados por la mayoría de cibernautas. Es la capa más superficial en la cual navegan el 90% de los usuarios. Pero la información que los motores de búsqueda ofrecen se estima que está entre el 4 y el 10% de toda la información disponible en la red.

En un segundo nivel se encuentra la Deep Web, se refiere a todo el contenido que no está indexado por los motores de búsqueda principales pero que sí se encuentra en la red. No todo lo que hay en la Deep Web es contenido ilegal. Resumiendo, la mayoría de los usuarios navegan por la Surface Web o páginas webs indexadas por los buscadores. El resto, pertenece a la Deep Web y una parte muy pequeña, cuyo acceso está más restringido y cuyos contenidos son más oscuros, es la Dark Web.

La Dark Web es un conglomerado de páginas que solo representa el 0,1% del total de la red y a las cuales sólo es posible acceder a través de navegadores concretos como Tor. Aquí encontraremos mayormente contenido ilegal muy variado.

En la Dark web se encuentra el contenido que no quiere ser encontrado por accidente. Dentro de ésta se encuentra contenido perturbador no apto para gente sensible y para casi todo público como tráfico de armas, venta de drogas, venta de datos personales (muchas veces robados por cibercriminales), videos de contenido ilegal o incluso alquiler de criminales y ladrones.

Para evitar la llegada por error de usuarios y autoridades, la dark web se vale de dominios que Google y el resto de buscadores no pueden indexar de forma convencional. Para entrar en ella hace falta un Darknet, es decir, un programa para navegar de forma anónima, como Freenet, Onion y el conocido Tor, entre muchos otros, que facilitan la entrada a estos sitios.

Con todo esto podemos decir que la Dark web es accesible para todos, pero no es para todos. Es la parte de Internet de la que muchas veces no podemos estar orgullosos, pero entrar a ella no es un delito por sí mismo pero sus sitios web sí tiene un alto índice de probabilidad de serlo. Si tienes curiosidad de entrar, Grupo Siayec te recuerda las reglas básica de navegación, como no dar datos personales, no ingresar números de tarjeta de crédito, tener actualizada la protección en línea y tener mucho cuidado con acordar citas y encuentros con personas desconocidas. Es por ello que la Dark Web plantea de nuevo el gran debate cibernético: ¿Debería de acabarse el anonimato en Internet? ¿Se podría?

NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS
31/12/2019

Predicciones para el 2020: 5G, Movilidad en las empresas e IoT.

Traducción Yatziri Cano. Texto original aquí. Este es el primer resumen anual [leer más]

Qué es el Dark Social y porqué debe preocuparnos

8/10/2019

Qué es el Dark Social y porqué debe preocuparnos

Todo mundo hemos oído hablar de la «Dark Web«, ese nivel profundo de navegación en la red al que es posible llegar sólo bajo riesgos cibernéticos y herramientas especiales. Es una versión “clandestina” de la red donde no es sencillo entrar, no hay trazabilidad y se venden, compran y ofertan mercancías y servicios en su mayoría ilegales y prohibidos. Es un concepto cercano a la «Deep Web«, el conjunto de páginas y contenido en internet que no está indexado por los motores de búsqueda convencionales, a varios clicks de distancia del home o de ser monitoreadas por alguna herramienta de análisis.

Pero la «Dark Web» y la «Deep Web» no son los únicos conceptos relacionados con tráfico inmedible en la red. También existe el llamado “Dark Social”. Se trata del tráfico que procede de fuentes que no son fácilmente identificables, pero que puede ser aprovechado para impulsar tu estrategia de marketing.

Cuando revisas las estadísticas de tu página web con herramientas analíticas, como Google Analytics, por ejemplo, esta fuente suele recogerse como parte del tráfico directo de una web con fuentes desconocidas. Estas visitas vienen de enlaces que son difíciles de medir por medios tradicionales. En muchas ocasiones, el usuario ha llegado a la web a través de una recomendación hecha por medios privados, como el e-mail, el chat o la mensajería de alguna aplicación en tu teléfono celular. También es posible que tenga guardada la web en sus favoritos o que haya escrito directamente la URL.

Estas son las fuentes más comunes del «Dark social»:

Enlaces compartidos por correo electrónico. Los emails siguen siendo una de las vías de comunicación más importantes actualmente. Los emails entre usuarios entran dentro del ámbito privado, por lo que escapan a las herramientas de analítica.

Aplicaciones de mensajería instantánea. Todas las aplicaciones de mensajería de tu teléfono, como whatsapp, por ejemplo, entran en esta categoría. Al ser privadas, no se pueden medir ni monitorear.

Contenidos compartidos a través de aplicaciones para móvil nativas (como Instagram o Snapchat). A pesar de ser aplicaciones comúnes, los enlaces que se comparten a través de ellas no suelen ser rastreables.

Tráfico directo. Este concepto puede confundirse con el de «Dark Social». Estrictamente hablando, el tráfico directo son las visitas a través de los marcadores, o cuando un usuario escribe directamente la URL de nuestra web en el navegador. Pero en general, las herramientas de analítica recogen como «tráfico directo» todas las visitas de origen desconocido, incluyendo las que proceden de otros tipos de «Dark Social«.

La incapacidad para medir el «Dark Social» hace de este tráfico uno de los fenómenos menos aprovechados por las estrategias digitales de marketing, ya que en la mayoría de los casos, estas visitas vienen directamente de recomendaciones «tú a tú» y por tanto tienen una credibilidad y un valor extras para el usuario.

La principal barrera para aprovechar el «Dark Social» es que personas desconocidas o marcas no son ni serán bienvenidas con sus contenidos en estas plataformas más íntimas, ya que constituyen una intrusión. La comunicación y los contenidos fluyen en canales de comunicación directa, que en muchas ocasiones requieren de compartir nuestro número privado de teléfono o correo. Es como si durante tus charlas en whatsapp te aparecieran anuncios, ¿verdad que no te gustaría?

NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS
10/02/2020

Día de San Valentín y Ciberseguridad.

En cada festividad los ciberdelincuentes ven oportunidades para robar información valiéndose de [leer más]

7/02/2020

Ciberdelincuentes usan noticias sobre el Coronavirus para propagar malware.

En distintos momentos de la historia, los ciberdelincuentes han aprovechado temas populares [leer más]

9/01/2020

Los riesgos de usar redes inalámbricas públicas.

Las redes públicas inalámbricas son todas aquellas redes que usamos para poder [leer más]

Todos los Derechos Reservados Siayec 2017 | Web by Dao Comunicación